Pollo en pepitoria

Una de las recetas más queridas por las abuelas, por la calidad y sencillez de sus ingredientes y la preparación con mimo. ¡Un guiso de pollo tradicional!

Receta de pollo en pepitoria

Ingredientes para preparar pollo en pepitoria

  • 1 pollo entero
  • 1 huevo
  • 50 gr. de jamón serrano en taquitos
  • 250 ml. de vino blanco
  • 2 rebanadas de pan
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 6 almendras crudas
  • Aceite de oliva sabor intenso
  • Perejil
  • Azafrán
  • Nuez moscada
  • Harina
  • Sal

¿Cómo preparar pollo en pepitoria?

  • Una de las cosas más características del pollo en pepiroria es el huevo cocido que acompaña al ave, por ello, será lo primero que haremos, cocer el huevo en un cazo con agua.
  • Una vez cocido, se pela, se parte por la mitad y se separa la clara de la yema. Se reserva.
  • El pollo lo vamos a trocear en trozos medianos, prestando atención a los huesos para que no se astillen demasiado (si os lo puede hacer el carnicero, mejor). Luego, enharinamos y freímos los trozos de pollo hasta dorarlos. Reservamos.
  • El siguiente paso consiste en freír un par de rebanadas de pan junto con unos dientes de ajo para que el pan se aromatice. Retiramos del aceite y reservamos.
  • Luego, en un mortero ponemos unos granos de sal gruesa y añadimos las almendras crudas, el ajo y el pan frito, un poco de perejil, la yema del huevo duro y unas hebras de azafrán. Machacamos y, cuando se haya formado una pasta, echamos en el mortero un vaso de vino blanco. Removemos y reservamos (con esta mezcla conseguiremos la tradicional salsa del pollo en pepitoria, espesita y llena de sabor).
  • En el mismo aceite en que hemos frito el pan (si hay mucho quitar un poco), pochamos una cebolla en trozos muy pequeños a fuego lento, y casi al final, más o menos a los 10 minutos, añadimos unos trozos de jamón serrano picado.
  • Para terminar, añadimos a la cazuela los trozos de pollo, el machado del mortero, un poco de nuez moscada y la clara del huevo duro picada. Cubrimos con agua (o con caldo de pollo, si lo preferís) y llevamos a ebullición.
  • Por último, bajamos el fuego y cocemos a fuego lento hasta que el pollo esté tierno.
  • Rectificamos de sal si fuera necesario, removemos, apagamos, y dejamos reposar unos minutos antes de comerlo.
  • Foto y fuente: Con los cinco sentidos
Nota del autor:

La gallina y el pollo en pepitoria se encuentran entre los platos más clásicos de la cocina española, junto con la tortilla de patatas, la paella valenciana y la fideua. Con esta receta espero contribuir a que el pollo en pepiroria no se pierda en el olvido y que se ponga en las mesas de todos los hogares.

Este es un guiso de carne, que suele estar delicioso de un día para otro.